fbpx

21 AÑOS DESPUÉS, CHILE VUELVE A JUGAR UN MUNDIAL DE FÚTBOL EN FRANCIA

21 años de la histórica participación de nuestro país en la Copa del Mundo Francia ‘98, y a sólo días que comience la Copa Mundial Femenina Francia 2019, empresa ARAUCO -nuevo Auspiciador de La Roja-, logró reunir a dos generaciones: por un lado, los ex mundialistas que conformaron el recordado equipo de Nelson Acosta, representados por el volante Nelson “Piri” Parraguez y el central Ronald Fuentes, y por otro, el equipo de La Roja Femenina.

En el encuentro, los ex seleccionados compartieron su valiosa experiencia y recordaron algunas anécdotas que ayudaron a distender el ambiente previo a su viaje a Francia. Destacaron que el equipo se encuentra capacitado no solo para participar, sino para ser competitivo en la próxima cita planetaria.

La capitana de la Selección, Christiane Endler comentó que: “queremos dejar bien representado el nombre de Chile en el extranjero y competir de igual a igual con el resto de las rivales. Lo más importante para nosotras es clasificar a segunda fase, porque después de eso cualquier cosa puede pasar. Para eso hemos trabajado todo este tiempo”.

Ronald Fuentes recuerda emocionado cómo fue la preparación previa: “tengo recuerdos muy lindos, éramos un grupo que venía trabajando desde hace cuatro años y sabíamos que la expectativa no era muy alta. La gira previa que hicimos -especialmente cuando le ganamos a Inglaterra en Wembley- nos sirvió para reforzar la idea de que sí podíamos ser competitivos”.

Al cierre, bromeó con el polémico penal cobrado por Lucien Bouchardeau ante Italia y reconoció que, de no ser por esa mano, hubiesen sufrido mucho menos.

Otra anécdota que recordaron fue lo que ocurrió en el túnel, previo al partido contra Italia, cuando Francisco “Murci” Rojas, de solo 1,67 metros de estatura, comenzó a dar brincos al lado de Alessandro Nesta, de 1,87 metros, para intimidarlo antes de entrar a la cancha. “Igual no más te voy a ganar todos los cabezazos”, le dijo, mostrando una actitud ganadora que a la postre serviría para motivar a sus compañeros.

Nelson Parraguez, por su parte, afirmó que “uno entiende que el momento de vivir un Mundial se ve como una instancia definitiva y no es tan así. Hay que tratar de que ellas no sientan tanto esa responsabilidad y disfruten mucho más. Que ojalá esa ansiedad competitiva no se transforme en un estrés, o una compromiso mayor a la que les compete”.

Por su parte, Charles Kimber, señaló que “estamos seguros que hoy todo Chile se siente orgulloso del trabajo que esta selección ha hecho por relevar aún más al fútbol femenino, rompiendo paradigmas y mostrando una nueva cara de este deporte donde ellas son las protagonistas. Esta posibilidad de competir contra los mejores equipos del mundo es un reconocimiento al esfuerzo, a la constancia y a la humildad. Una excelente oportunidad para renovar la mirada del fútbol y marcar un precedente para las nuevas generaciones y sus protagonistas”.

Podría Interesarte
Comenzó campaña de vacunación contra virus de papiloma humano