fbpx

Corte de Talca ordena a empresa de cobranza cesar hostigamientos por deuda educacional

La Corte de Apelaciones de Talca acogió el recurso de protección presentado en contra de empresa de cobranza Remesa SpA y le ordenó cesar el acoso telefónico y por correo, denunciado por exalumno del Instituto Profesional AIEP, por el cobro de una supuesta deuda.

En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Eduardo Meins, Olga Morales y el abogado (i) Ruperto Pinochet– estableció el actuar arbitrario e ilegal de la recurrido y le ordenó cesar en forma inmediata las llamadas telefónicas y remisión de correos de cobranza, sin perjuicio de otros derechos que pudiere ejercer.

Los jueces corroboraron que el exalumno de AIEP recibió numerosas llamadas telefónicas tendientes a obtener el pago de la deuda, cuya antigüedad no se precisa, advirtiéndole de posibles embargos y remate de bienes conforme al avance de la causa. “En concepto de esta Corte, tales correos dan cuenta de una situación de hostigamiento en contra el recurrente, desde el momento que se le amenaza con embargo y retiro de especies, diligencias propias de un juicio ejecutivo inexistente; actuaciones, que solo tienen por finalidad perturbar al deudor, demostrando un abuso de poder. Ello, sin perjuicio de otra acción que pudiera deducir la recurrida en su contra a fin de obtener el pago de lo adeudado, en la sede judicial pertinente y sometida al procedimiento previsto por nuestra legislación”, sostiene el fallo.

Por tanto, concluye: que se acoge, con costas, el recurso de protección deducido por F.A.Z.A. en contra de Remesa Spa., solo en cuanto se ordena a la recurrida cesar en forma inmediata las llamadas telefónicas y remisión de correos telefónicos de cobranza.