fbpx
This image shows the disc around the young AB Aurigae star, where ESO’s Very Large Telescope (VLT) has spotted signs of planet birth. Close to the centre of the image, in the inner region of the disc, we see the ‘twist’ (in very bright yellow) that scientists believe marks the spot where a planet is forming. This twist lies at about the same distance from the AB Aurigae star as Neptune from the Sun. The image was obtained with the VLT’s SPHERE instrument in polarised light.

Desde Chile se captan imágenes del nacimiento de un planeta

Las observaciones fueros realizadas con el Very Large Telescope (VLT), del Observatorio Europeo Austral, ubicado en el norte de Chile.

Las imágenes más nítidas del nacimiento de un planeta fueron captadas esta semana desde el observatorio ESO. Los astrónomos observaron que alrededor de la joven estrella AB Aurigae hay un denso disco de polvo y gas, en la que se ha detectado una estructura espiral prominente con un “giro” que marca el sitio donde se puede estar formando un planeta.

Las nuevas observaciones, publicadas en la revista Astronomy & Astrophysics, proporcionan pistas cruciales para ayudar a los científicos a entender mejor el proceso de nacimiento de un planeta. “Hasta ahora se han identificado miles de exoplanetas, pero poco se sabe sobre cómo se forman”, afirmó Anthony Boccaletti, que ha dirigido este estudio desde el Observatorio de París.

Boccaletti agrega que “necesitamos observar sistemas muy jóvenes para poder captar el momento en que se forman los planetas”. Pero, hasta ahora, los astrónomos no habían obttenido imágenes lo suficientemente nítidas y profundas de estos discos jóvenes para encontrar el punto exacto que marca el lugar donde puede estar naciendo un planeta.

Las nuevas imágenes presentan una impresionante espiral de polvo y gas alrededor de AB Aurigae, situada a 520 años luz de la Tierra, en la constelación de Auriga (el cochero). Este tipo de espirales señalan la presencia de planetas recién nacidos, que ‘patean’ el gas, creando “perturbaciones en el disco en forma de onda, algo así como la estela de un barco en un lago”, explica Emmanuel Di Folco, del Laboratorio de Astrofísica de Burdeos (LAB), en Francia, quien también participó en el estudio.

A medida que el planeta gira alrededor de la estrella central, esta onda toma forma de brazo espiral. En la nueva imagen de AB Aurigae, la región amarilla espiral que vemos cerca del centro, intensamente brillante (que, con respecto a su estrella, se encuentra a la misma distancia que Neptuno del Sol), es uno de estos puntos de perturbación en el que el equipo cree que se está haciendo un planeta.

Fotos: ESO/Boccaletti et al.

Podría Interesarte
Compañía de Jesús confirma abusos sexuales del padre Renato Poblete