fbpx

Día Mundial de la Diabetes: expertos entregan claves para evitar problemas asociados a esta enfermedad

La frase “prevenir es mejor que curar” se aplica en esta patología. Todas las personas mayores de 15 años pueden optar de manera gratuita al Examen de Medicina Preventiva (EMPA). Cada tres meses las personas diagnosticadas con esta enfermedad deben realizar un control médico y, una vez al año, un control oftalmológico.

La diabetes ha sido considerada por el Ministerio de Salud como una epidemia y una situación crítica de la salud pública, pues el 10 por ciento de las personas en Chile la padecen y las cifras, van en aumento.

Malos hábitos alimenticios y sedentarismo son algunos de los causantes, aunque también hay otros factores de riesgo asociados, según explicó Elena Monsalve, académica de la Escuela de Enfermería de la Universidad Católica del Maule (UCM). “Personas mayores de 45 años que presenten obesidad, madres que hayan parido hijos macrosómicos, es decir, que hayan pesado más de cuatro kilos y medio; y personas que tengan familiares de primer grado con diabetes”, dijo.

Esta patología crónica es silenciosa y solo muestra síntomas en etapas avanzadas. “La sintomatología es tardía y se presentan en una triada: polifagia, es decir, tener mucha hambre; polidipsia que implica tener mucha sed durante el día; y poliuria, es decir, se orina en grandes cantidades. Esa triada nos indica que la diabetes ya está instalada y es probable que se tengan complicaciones adicionales”, explicó Monsalve.

De ahí la importancia de realizarse exámenes preventivos que son gratuitos tanto en el sistema público como en el privado. “A partir de los 15 años, todas las personas tienen derecho al EMPA que es el Examen de Medicina Preventiva del Adulto y que pesquisa, entre otras patologías, la diabetes mellitus. Todos deberíamos hacerlo una vez al año y los empleadores deben otorgar la posibilidad a los trabajadores de acudir a realizarlo”, puntualizó la académica.

Lamentablemente, la pandemia ha tenido efectos en materia de prevención. Según las cifras entregadas por el Servicio de Salud del Maule (SSM), de enero a septiembre de este año, 42 mil 650 personas se han realizado el EMPA, un 69,3% menos respecto al mismo periodo de 2019.

“Es importante que la gente tenga claro cuál es su nivel de glicemia en ayunas porque si tenemos por más de dos ocasiones valores iguales o mayores a 126 miligramos de glucosa por decilitro de sangre, estamos ante una diabetes”, agregó Monsalve.

Afectación ocular

De acuerdo con los expertos, los pacientes diabéticos deben tener muy claro que el daño que genera esta enfermedad es sistémico y puede afectar varios órganos, entre ellos, los ojos. Maylyn Sepúlveda, académica de la Escuela de Tecnología Médica de la UCM explicó que “a nivel oftalmológico, los aumentos de glicemia producen daños en las venas y arterias de los ojos que son muy chiquititas y se van generando alteraciones en el fondo del ojo y, a la larga, puede llevar a una ceguera irreversible”, expuso.

Por ello, es de suma importancia realizar una vez al año un examen de fondo de ojo que es ejecutado por profesionales de la Tecnología Médica. “En este procedimiento se dilatan las pupilas con gotas lo puede generar que la luz moleste por un par de horas, es indoloro y solo se examina el ojo con una luz, pero es sumamente soportable”, destalló la académica.

La conocida frase “es mejor prevenir que curar” se aplica también en este punto, pues la retinopatía diabética, es decir, el daño en los vasos sanguíneos de la retina; puede ocasionar daños irreversibles. Si bien está contemplada en las garantías GES, “lamentablemente, cuando empieza, no tiene síntomas y cuando el daño es mayor se pueden tener las conocidas moscas flotantes que son manchas negras, también la persona puede ver un telón negro o un telón rojo cuando hay hemorragia”, sostuvo.

Sepúlveda hizo hincapié en “es necesario que cuiden su diabetes, hay muchas personas con esta enfermedad, hay un tema de mala información, los pacientes deben cuidar su dieta porque el daño no es solo cular sino sistémico y es probable que, cuando hay una retinopatía diabética, haya otros órganos dañados y problemas vasculares o neurológicos. Por eso es muy importante que las personas tomen conciencia de su enfermedad”.

Podría Interesarte
¿Cuál sería el impacto de un segundo retiro de fondos de AFP?