fbpx

Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus afluentes disminuyó tasa de distribución de aguas

Esto, por déficit de precipitaciones en la zona.

El directorio de la Junta de Vigilancia del río Longaví y sus Afluentes (JVRL) definió modificar, desde el 10 de enero, la tasa de distribución en 0,8 lt/seg-acción. Esto, debido al déficit de precipitaciones en el último período en la cuenca.

El estado de ésta ha sido de una menor producción de agua, lo que ha influido en las proyecciones de desembalse para Bullileo. En base a estos antecedentes, es necesario ajustar la tasa de riego y darle seguimiento a las eventualidades que se puedan producir en un futuro.

Desde la JVRL aseguran que “es nuestro trabajo administrar el embalse, en sí las proyecciones no se han cumplido, porque hay algunos preceptos que no han sido como se pensaba. Sabemos que la tasa de 0,8 afecta a los usuarios, pues es el momento de mayor demanda hídrica en la zona. Pero estos ajustes permitirán dar cumplimiento al programa general de la temporada completa”, así comentó el gerente técnico, Lisandro Farías.

Ante esta situación, desde la Organización reconocen que las proyecciones están en luz amarilla, en cautela, pues se debe ver el comportamiento para definir cómo seguirá la situación. Hasta el momento, se usa más el agua del embalse Bullileo que la del río.

Causante de esta situación ha sido el déficit hídrico que lleva 15 años en el país. Farías explica que existe un cierto agotamiento de la cuenca, lo que se revierte sólo si hubiese 3 ó 4 temporadas normales de agua en la cuenca.  

Podría Interesarte
Adultos mayores de Curicó fortalecen su salud mental con talleres de autocuidado