fbpx

Ministra del Trabajo asegura que se mejorarán las pensiones actuales y de los futuros jubilados

En el contexto de la interpelación que encabezó el diputado Marcelo Díaz, María José Zaldívar reconoció que la promesa emprendida en los años 80s respecto de las pensiones que entregaría el sistema de capitalización no se cumplió, por lo que sostuvo que es imperioso efectuar cambios relevantes en materia de cotización y de la administración del sistema.

Con un debate enfocado principalmente en el sistema de pensiones, pero que también abarcó aspectos del ámbito laboral, se desarrolló en la Sala de la Cámara de Diputados, el proceso de consultas a la ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar.

La secretaria de Estado, en primer lugar, destacó algunas de las leyes recientemente aprobadas, como fue la que permitió el aumento de las pensiones solidarias, cuyos nuevos montos comenzaron a pagarse el pasado 12 de diciembre a un millón y medio de pensionados; y la que propinó la entrega de un bono de parte del Estado a los beneficiarios del subsidio familiar, ya entregado en un 85% a un millón y medio de familias.

Respecto de la promesa emprendida en los años 80s, cuando surgió el sistema de capitalización individual, respecto a que el 100% de los trabajadores se pensionaría con un 100% de su sueldo promedio, Zaldívar reconoció que no se ha cumplido y que ello sustenta la necesidad de reformar el sistema.

Aclaró que la promesa del actual Gobierno es que se va a mejorar las pensiones de los actuales y futuros pensionados, para lo cual sostuvo que es fundamental aumentar el nivel de ahorro y el periodo de cotización. Remarcó que no podía esperarse pensiones altas teniendo como base solo 15 años de cotización para sustentar una sobre vida de 30 años. “Todos supimos esto; todos sabíamos que era insuficiente”, recalcó.

Observó que todos los sectores hoy están conscientes que el actual sistema no da para más tal como está hoy día constituido y, en tal plano, defendió la necesidad de realizar una reforma que permita mejoras progresivas en el tiempo que permita aumentar las pensiones de todos los chilenos.

Dijo que era relevante reescribir las bases del sistema; que ingresen nuevos actores, sin fines de lucros; que exista una entidad fiscal que administre completamente la cotización adicional del 5%; que los afiliados tengan una mayor participación y una suerte enlazada con sus administradora; y generar un tercer pilar basado el ahorro colectivo solidario. “Solo así poder mejorar pensiones”, afirmó.

En cuanto a cuánto sería una pensión digna para que un adulto mayor, la secretaria de Estado señaló que ello es una pregunta difícil de responder, dado que pueden haber diversas variables en juego. En todo caso, recordó que, desde el aumento de pensiones de diciembre pasado, ningún adulto mayor se encuentra bajo la línea de la pobreza (165 mil pesos).

Podría Interesarte
Columna de opinión: Mujeres