Productores de berries se capacitaron en mejoras para sus huertos con enfoque en manejo integrado y sostenible

Capacitación teórica realizada en dependencias de INIA en Villa Alegre, concitó interés
de productores arandaneros y frambueseros que buscan rentabilizar sus huertos con
apoyo del Programa de Extensión de Berries Maule.

Con total éxito se llevó a cabo el seminario de capacitación teórica “Manejo integrado de
malezas y sostenibilidad de suelo” para huertos de arándano y frambueso, en el marco del
Programa de Extensión de Berries Maule, a cargo del Instituto de Investigaciones
Agropecuarias, INIA Raihuén.

Las charlas fueron dictadas por los investigadores INIA Lorenzo León y Cecilia Céspedes, y
contó con la presencia de más de 60 productores maulinos que llegaron al auditorio de
INIA en Villa Alegre.

En este contexto, el productor de frambuesa y mora híbrida, Eugenio Fuentealba, sostuvo
que “si bien la mayoría de los productores tenemos algo de experiencia, es importante
que podamos contrastar información y con ello poder ir mejorando la producción. Y en
este sentido, ha sido muy importante contar con un ente que nos reúna y que podamos
aprender el uno del otro”.

Control de malezas

Según explicó el investigador Lorenzo León, el control de la correhuela, principal maleza
que ataca los huertos, es uno de los escollos que tienen que afrontar los productores
maulinos de berries. “Cuando comenzamos a intervenir en la zona nos encontramos con la
sorpresa que es a escala regional, que hay un problema de manejo y que es generalizado.
Ante este problema masivo, el desafío es cómo hacemos mejor uso de las herramientas
que tenemos a disposición, con un uso racional y de manera efectiva”, explicó.

Agregó que “los productores están con un interés bastante grande en solucionar estos
problemas. En que sea una condición económicamente sustentable y no alejada en el
tiempo, porque están ávidos de rentabilizar las producciones ahora. Y en ese sentido
nosotros como INIA nos proponemos una agenda de apoyo a mediano plazo”, concluyó
León.

Agroecología

Cecilia Céspedes, investigadora en Agroecología, precisó que en el escenario maulino es
posible encontrar productores en diversas condiciones: “Hay quienes son orgánicos ya
certificados, donde realizan tareas específicas para tener un mejor resultado productivo y
mejoras en sus recursos naturales. Hay otros que son los que hacen todo eso y más,
porque necesitan la certificación orgánica y hay otros que desconocen el tema o
simplemente no les interesa”.

En este sentido, Céspedes sostuvo que “la agricultura orgánica ya no es una moda, en
Europa todo es con manejo sostenible y en Chile está creciendo, pero aún no hay un
mercado orgánico bien establecido”, dijo.

El Programa de Extensión de Berries Maule es una iniciativa ejecutada por INIA Raihuén
con financiamiento del Gobierno Regional del Maule a través del FNDR y con el apoyo de
la Fundación para la Innovación Agraria (FIA). Busca impulsar la investigación, innovación y
transferencia de conocimientos tanto a los productores de berries como a todos los
integrantes de la cadena productiva.

Así lo recalcó Marcelo Martínez, de INIA Raihuén, encargado de gestión y vinculación del
programa: “Uno de los objetivos de nuestro programa es generar y mantener en el tiempo
una red de asesoría técnica a través de la participación activa de programas vinculados a
INDAP, como Prodesal, SAT, Alianzas Productivas y otros servicios de asesoría de la región.
Además, estamos focalizando nuestro trabajo para entregar una oportuna transferencia
de conocimientos en berries tanto a productores como a asesores, y también abordando
aquellas contingencias agrícolas vinculadas al rubro”, concluyó.

Instrumentos de fomento

La actividad teórica incluyó dos charlas complementarias a cargo de SERCOTEC y CORFO,
como parte de las acciones comprometidas por los servicios del agro en la mesa de
trabajo post granizo, instancia levantada para planificar y hacer seguimiento al apoyo que
se entrega a los productores afectados por el evento climático de noviembre del 2018.
En ese sentido, junto con el acompañamiento técnico a cargo de los especialistas de INIA,
los agricultores están recibiendo información en otros aspectos que pueden ayudarlos a
recuperar su condición productiva, en este caso, con instrumentos de financiamiento para
inversiones.