fbpx

Xabier Azkargorta: su desconocida pasión por el séptimo arte

El técnico de fútbol revela que incluso filmó películas en súper 8mm.

La revista Séptimo Arte realizó una extensa entrevista al recordado Xabier Azkargorta, quien conversó sobre una de sus pasiones, además del fútbol, el cine.

En ella parte contando cómo se involucró con el cineclubismo. “Era por el año 75 o 76. Te digo cómo me reclutaron: yo fui una vez a una sesión de Cine Forum en el Cine Club de Azpeitía, y hablé. Y claro, hablé con conocimiento y criterio, entonces me “cazaron” en seguida…(risas). Me citaron a la siguiente reunión, y ahí empezó toda la andadura. Fui ‘capturado’ en el pueblo, a pesar que estudiaba en la universidad en Bilbao”.

Además agregó que era un cine club en “euskera, en vasco. Lo dirigía yo y hacía también una revista de ocho páginas: cuatro en idioma castellano y cuatro en euskera. Nos movíamos mucho en el mundo del cine, me acuerdo que en esa época uno de los directores más afamados y escuchados era Miguel Littín, aunque hacía sus producciones en México. Me acuerdo perfectamente de Actas de Marusia y El Chacal de Nahueltoro, dos películas que eran bandera o símbolo de aquel tiempo en Chile. También me acuerdo de un director de la misma línea, que su nombre creo que era Aldo Francia. Tenía una película magnífica que se llamaba Ya no basta con rezar, la historia de un sacerdote en un barrio obrero. La última imagen de la película es fija, cuando ya el sacerdote no puede más, y agarra en una manifestación una piedra contra el poder”.

Luis Horta además indaga en la entrevista sobre las películas que Azkargorta filmó. “En el Cine Club hacíamos ciclos importantes, y luego nos atrevimos a hacer una película en súper 8mm, que la presentamos al Festival de Cine Amateur de San Sebastián, y obtuvimos el primer premio. La película nos la compró el Ministerio de Educación del País Vasco. El título era Los primeros pasos del que hace cine, y era un poco una explicación con dos cámaras sencillas de súper 8mm, de cómo hacer cine en plan amateur y en casa. Explicábamos como hacer un fundido en negro, cómo hacer un travelling, cómo hacer un picado, un contrapicado, cómo hacer la titulación fotograma a fotograma para ir poniendo con un imán la titulación en un cartel, en fin…todo eso, pero explicándolo para los que querían saber un poquito de cine, de cómo se hacía. Luego de esa película vinieron otras varias, con el tema de la contaminación, en euskera, y se llamaba Kutsadura, y varias películas que hicimos en plan amateur”.

El recordado técnico de la Selección Chilena afirmó que una película que lo impactó es “Dersu Uzala o El Cazador de Akira Kurosawa. A mí me parece un canto a la naturaleza y a cómo hacer las cosas, la asociación entre el capitán del ejército ruso y el cazador Dersu Uzala. Al final, en el capitán hay una simbología enorme cuando le entrega y le regala un fusil a Dersu Uzala, cuando éste ya va perdiendo la vista, y lo lleva a casa. Y claro, Derzu Usala se molesta porque en el pueblo cobran la madera, entonces él no puede entender como hay gente que cobre por la madera para hacer el fuego, y entonces va al bosque para talar un árbol y traer madera, tras lo cual lo multan y castigan. Él no lo puede entender, al final decide irse, pero el capitán le regala un fusil de última moda, y por ese fusil lo roban y lo matan en la primera salida que hace al bosque. Me pareció una película espectacular”.

Para Azkargorta hay futbolistas que deberían ser protagonistas de documentales como “en Chile con Figueroa, mi admirado “gerente”, que estuvo en el Espanyol… Caszely, y una serie de gente que quizá en ese sentido no se le ha hecho justicia. Aravena, el “chuleta” Prieto, el “flaco” Bigorra…no digo más nombres porque haría una injusticia dejando fuera a gente importante”.

Sobre que cine ve actualmente afirma que “He descubierto ahora el cine turco. Vi una película que me encantó, Milagro en la celda 7 de Ada Öztekin, me hizo recordar un poco, salvando las distancias, a El chacal de Nahueltoro, ya que es la historia de un comandante y su hija, la que muere en un accidente que ella misma provoca. El comandante le echa la culpa a uno que estaba al lado, y que es deficiente, y lo quiere eliminar, lo quiere ahorcar. La película narra todo este proceso en el que este chico entra en la celda, la evolución de los personajes, bueno, es muy interesante la película”.

Para seguir leyendo la entrevista completa, puedes pinchar AQUÍ.

Podría Interesarte
Más de 500 agricultores participaron en exitosa Feria de Tecnologías Sustentables en Berries