fbpx

En tiempos de pandemia: el importante trabajo de Salud Mental que ha desempeñado Centro Ayelén

A más de un año de iniciada la pandemia, son muchos los efectos colaterales que se han ido desencadenando, siendo uno de los más importantes, además de los problemas socioeconómicos, los relacionados a la salud mental de la comunidad. Es por eso que se torna tan importante el trabajo que está desarrollando el Centro Comunitario de Salud Mental, Ayelén de Constitución y que forma parte de los dispositivos de atención de usuarios del Servicio de Salud Maule.

El equipo liderado por el kinesiólogo, Javier Ramírez, está compuesto por 14 personas, enfermera, psicóloga, trabajadoras sociales, fonoaudiólogo, terapeutas ocupacionales, TENS, auxiliar de servicio, oficial administrativa y médicos, quienes durante toda la pandemia han entregado atención a los cerca de 150 usuarios que actualmente acuden al centro.

Javier Ramírez, kinesiólogo coordinador del Centro Ayelén, relató cómo han sobrellevado el trabajo en pandemia y que ha sido lo más complejo para el equipo “El enfrentar sin duda un aumento en la complejidad de los casos, lo que como ya se había mencionado va de la mano con la crisis socioeconómica que trae una pandemia, sin embargo se rescata que el equipo y los usuarios se han adaptado a utilizar la tecnología para acercarnos, también para vincular al CSMC con la comunidad de manera digital, como es el caso de redes sociales o implementación de talleres a través de video llamadas. Se rescata además que como equipo hemos crecido en el área profesional pero también personal, considerando que estamos más preparados para enfrentar situaciones de alta complejidad y crisis aguda”.

En relación a la adecuación de esta nueva realidad, el profesional destacó “Como equipo también hemos fortalecido el digitalizar la atención en salud mental, especialmente en momentos en que nuestra comuna se encuentra en cuarentena. Desde los Trabajadores Sociales, hasta Terapeutas Ocupacionales han utilizado la Telesalud o Consultas Remota como una herramienta que permite no poner en riesgo la salud de nuestros usuarios y del personal”.

Dentro de la labor que han desempeñado se encuentra atención de salud mental remota, consultas de salud mental, visitas domiciliarias, psicoterapia, elaboración de informes sociales y psicológicos, coordinación intersectorial, intervenciones comunitarias y consultorías de salud mental hacia los equipos de APS.

De acuerdo a lo anterior Javier Ramírez señala “podemos afirmar que la salud mental es una necesidad real y que se manifiesta día a día en las derivaciones que actualmente estamos teniendo de nuestros centros derivadores como lo son el Hospital de la Comuna, la Atención Primaria de Salud con sus respectivos CESFAM, el Hospital Regional de Talca; así como por la vía judicial desde los Tribunales”.

Ayelén cuenta con un equipo que destaca por su compromiso y profesionalismo, así lo enfatizó su coordinador “El compromiso de todos y cada uno de los profesionales, técnicos, administrativa y auxiliar de nuestro centro, quienes pese a la indudable exigencia del trabajo en Salud Mental y a la complejidad que ha sumado la pandemia, han estado siempre disponibles para brindar continuidad de atención a nuestros usuarios, de forma presencial o remota, en terreno y sobre todo siendo un aporte al cambio, al recovery de las personas, esto siempre desde una perspectiva promocional y no sólo asistencial que es algo que no se ha perdido pese a la adversidad”.

Podría Interesarte
Se registra un feroz incendio en la catedral de Notre Dame