fbpx

[PERFIL] Sixto González: “Para mí Daniel Jadue es un alcalde de excelencia”.

Voz de experiencia en el Concejo Municipal de Talca. Tenaz, sagaz y asertivo, no le desacomoda el anonimato para trabajar en política. Su actitud laboriosa lo llevó a ser primera mayoría en las últimas elecciones a concejal. Militante activo del Partido Comunista, cree firmemente en el aporte de su conglomerado a la realidad nacional, tal como ha hecho el alcalde de Recoleta Daniel Jadue, a quien admira. Su visión de ciudad busca ser la mezcla perfecta entre modernidad y patrimonio histórico, el cual cree que es necesario recuperar.

Corría el año 81 cuando un joven Sixto González llegó a Talca para ingresar a la carrera de pedagogía en historia y geografía en la Universidad Técnica del Estado, la cual se transformaría en sede de la Universidad de Chile (UTAL posteriormente). Sus primeros pasos en el servicio público los dio gracias a profesores y compañeros, llegando a ser presidente del centro de alumnos de su carrera, donde marcaría un hito junto a otros dirigentes, al conformar la primera federación de estudiantes elegida democráticamente de dicha casa de estudios, en 1985. Tiempos difíciles, recuerda Sixto, considerando el contexto en plena dictadura, “donde muchas veces tuvimos que manejarnos en la clandestinidad prácticamente. Había miedo, pero logramos unidos vencer el miedo”. Ya una vez egresado, Sixto se vinculó a la lucha gremial de los profesores, a organizaciones sociales y centros culturales en Santiago. A fines de los 90’ decide volver a Talca, donde llega a ser dirigente vecinal de su sector y de diferentes asociaciones deportivas, hasta que en 2012 postula al cargo de concejal, donde sale victorioso.

Intolerante a la falta de probidad, González tiene claro que el rol principal que cumplen los concejales es el de “fiscalizar y denunciar todos los hechos que son atentatorios contra la confianza pública”. Ser de oposición es difícil, sin embargo, reconoce tener la suerte de contar con el apoyo de otras figuras de su sector, como el consejero regional Gabriel Rojas. Su objetivo día a día, en sus propias palabras, es “representar la aspiración de la gente”, para construir así un Talca más transparente y justo.

Fiel a sus ideales, Sixto jamás ha ocultado su color político y su pertenencia al PC: “Siempre mantuve una militancia regular. También apoyé diversas campañas políticas a la presidencia de la república, por ejemplo, de Gladys Marín, Jorge Arrate, Tomás Hirsch en su momento”. El minuto que vive su partido puede ser clave en estas elecciones, considerando los nuevos liderazgos y la incorporación del Frente Amplio, donde se especula que Convergencia Social podría buscar un acuerdo para que Sixto sea su candidato. Frente a los prejuicios, Sixto cree que “la gente no tiene que perderse, no tiene que asustarse. Nosotros venimos con la intención de dar un paso adelante, de mejorar las condiciones de vida de toda la gente”.

Su sueño para la ciudad lo tiene claro: “Yo me imagino un Talca más moderno (…) que salga de lo cotidiano. Yo creo que aquí faltan algunos elementos que son básicos”, de los cuales resalta el sistema de salud público, el cual a su juicio no cumple con los requerimientos de los talquinos. “Eso está al debe, y yo creo que la gente requiere de una atención digna en salud”, afirma.

Su sueño es que la gente esté satisfecha con su ciudad, y para eso cree necesaria una reestructuración urbana, partiendo con adaptarse a la alta contaminación, arborizando la ciudad y los sitios eriazos. Al mismo tiempo para el concejal, los lugares públicos son fundamentales: “Me gustaría que Talca tuviera en cada barrio una plaza digna, donde la gente pueda recuperar ese espacio de convivencia. No me gusta ver a la gente encerrada en sus casas y entregar esos espacios a gente que no tiene muy buenas costumbres”. Al mismo tiempo, considera que es clave recuperar los sitios emblemáticos, que le puedan dar una identidad a la comuna. Para ello, la repoblación del casco histórico de la ciudad es fundamental, entendiendo que “tenemos demasiados sitios eriazos en el centro, que no le dan buen aspecto a nuestra ciudad”.

Sixto tiene claro cuál es el primer paso: ordenar la situación que hay en el municipio. “Lo fundamental es hacer una auditoría interna a la municipalidad de Talca, para saber en qué pie económico, financiero, estamos. Eso faltó, eso no se hizo en la administración que hoy día está en curso”.

González nos cuenta otro de sus anhelos: “Me gustaría una ciudad con mucha vida, con mucha actividad cultural”; tal deseo le hace recordar sus tiempos de universitario, como la vez que cantó en una peña organizada en el Colegio Integrado, en medio del susto que provocaba la dictadura a sus compañeros.

Su máxima referencia es el alcalde Daniel Jadue, a quien afirma que muchos han querido igualar. “Yo creo que la gestión (de Daniel Jadue) es un indicador de que se pueden traspasar ciertas barreras que están impuestas por algunos márgenes legales muy estrechos. Hay mucho que explorar en la gestión de Daniel Jadue…”, aunque advierte que “no todas las experiencias de Recoleta las podemos replicar acá, pero sí vamos a sacar y vamos a traer las mejores para aplicarlas, o las que se adecúen a la realidad…”. Finalmente concluye: “Para mí Daniel Jadue es un alcalde de excelencia”.